¿Quién mató a la musa?

marzo 04, 2017

Una grisácea mañana de abril
retumbaron en las paredes de la capilla
las ahogadas voces de las campanas.
Figuras negras y sombrías
abarrotaron la sala de una tristeza inquebrantable.
Los susurros de dolor se deslizaban por el aire
recargando las partículas del ambiente.
En la tercera fila, junto a la ventana,
lloraba desconsoladamente un poeta,
que de rodillas ante el viejo reclinatorio
pedía que le devolvieran a su musa.
                                                         
Los pájaros no cantaron aquel día.
Todo estaba en penumbras, vacío,
la brisa se había detenido por un instante.
Ni siquiera pudo llover,
porque el cielo no tenía fuerzas para llorar.
El Padre anunció una muerte que nadie quería oír,
pero de la que todos creían saber la verdad.

Había muerto una muchacha, joven, dulce.
Encontraron su cuerpo tibio e inanimado,
con un puñal clavado en las entrañas
del que brotaban hilos de color granate.

Su mano derecha yacía en el pecho
y la izquierda sostenía tres lirios blancos.
Su rostro dormía con una expresión de calma,
y sus ojos, entrecerrados, parecían que miraban a la luz,
como si allí se hubiera ido su alma.

Se concluyó que fue un suicidio
porque no encontraron marcas de violencia,
pero aquellas débiles muñecas no hubieran sido capaces de eso.

No se suicidó, la mataron.

La mataron los poetas
que la querían frágil entre sus versos.
La mataron los pintores
que deseaban imitar sus cabellos dorados.
La mataron los músicos
que le componían melodías a la luz de los candelabros.
La mataron los escultores
que quisieron hacer de su cuerpo un canon perfecto.

Ella estaba cansada
de ser siempre la inspiración pero nunca la inspirada.
Estaba cansada de ser alzada y luego silenciada.
Estaba cansada de vivir a la sombra de los álamos.
Ella siempre fue el recurso
de los que no tienen palabras, pero, ¿y ella? ¿Y su voz? ¿Y su alma?
¿Tenía que estar siempre tras los versos,
tras los cuadros, tras las las ventanas?

No se suicidó, la mataron.
La mataron siglos de haber estado callada,
escondida entre los bosques, apartada,
siendo todo para todos
y para ella, nada.

No se suicidó, la mataron.
Pero al menos se fue siendo suya,
suya entre su dolor, entre toda la sangre
que le corría por las venas.

Ella se llamaba Musa,
y también poeta, y artista, y compositora.
Ella se llamaba Musa
y le marchitaron el corazón en vida
por forzarla a ser simplemente musa.

Ella se llamaba Musa,
y las campanas y los pájaros y el cielo y sus entrañas
sabían que algún día su esencia volvería a renacer.

Porque ella se llamaba Musa
pero también poesía y pintura y música y arte.
y eso era algo demasiado grande
que nadie podría volver a silenciar de nuevo.

La conocían como Musa,
pero renació llamándose artista.


(Art by Jeremy Lipking)

¡Haz un comentario!♡

30 comentarios

  1. Me ha encantado. Tu manera de escribir es hermosa y es todo un deleite leer tu blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Me alegro de que te haya gustado♡♡

      Eliminar
  2. Me enterneció.
    Besos.
    Buen domingo y feliz semana.

    ResponderEliminar
  3. Hola, Melisa. Como relato y con independencia del tema, utilizas bien las palabras, está bien. Pero como poema, a mi juicio, sólo veo el final y con algún pero. Piensa en ello. Saludos, +Melissa Hernández!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Es que eso es lo que quería transmitir, bueno, en eso quería que se centrara el poema entero, en el final. Es un poema dedicado a todas las mujeres artistas que siempre han sido ocultadas a lo largo de la historia, por esa razón dejo un final con muchos "peros", casi nunca suelo hacerlo cuando escribo. Aun así, muchas gracias por leerlo y darme tu opinión! La tendré en cuenta♡

      Eliminar
    2. No importa sea relato o poesia, es bello lo que escribes, felicidades.

      Eliminar
    3. ¡Muchísimas gracias por tus palabras, son todo un halago!♡

      Eliminar
  4. Melissa me ha encantado conocer tu blog, ylo que transmites.

    Un cálido abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me alegro mucho de que te haya encantado! Un abrazo para ti también♡

      Eliminar
  5. Bonito, voy a hurgar más por aquí.

    ResponderEliminar
  6. Es cierto lo que apuntas de que "muchas veces los poetas matan a la musa" y luego corren, dudan y la buscan por todas partes.
    Un abrazo en la noche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Eso pretendía reflejar! Muchísimas gracias por tus palabras, otro abrazo para ti♡

      Eliminar
  7. ¡Hola!
    Un poema muy chulo.
    Por cierto, gracias por pasarte por mi blog ¡Te sigo de vuelta! Dejo el enlace a mi blog por si alguien quiere pasarse por mi pequeño rincón, dejar algún comentario y seguirme. Siempre sigo de vuelta.
    http://our-escape-from-reality.blogspot.com.es/
    ¡NOS LEEMOS!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchss gracias, encantada de tenerte por aquí! Ya sabéis, pasaros por su espacio que tiene un blog muy chulo :)

      Eliminar
  8. Oh me ha encantado lo que me he encontrado por aquí. Hacía tiempo que no leía poesía y ha sido un auténtico deleite, me pasaré a menudo por aquí.
    Por cierto, muchísimas gracias por pasarte por mi blog, te devuelvo la visita y ya tienes una nueva seguidora por aquí ☺

    ¡Besos desde Devoradora de letras! ❤

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias! Me alegra haberte hecho leer poesía de nuevo, es todo un honor♡ Encantada de leerte y de tenerte por aquí!♡

      Eliminar
  9. Hola!

    Escribes muy bello. Me gustaría entender mejor la poesía para poder apreciar mejor todo lo que quieres expresar, pero poco a poco me estoy acostumbrando a leerla. Muchas gracias por seguir mi blog, ya sigo el tuyo. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias!♡ Bueno, a veces la poesía es compleja de leer y otras veces fácil, todo depende de lo que quisiera transmitir el autor y la percepción del lector. Al menos, yo lo veo así. Pero poco a poco empiezas a entender mejor las cosas y te habitúas a los recursos poéticos :) yo te animo a que sigas leyendo!♡

      Eliminar
  10. Hola, gracias por la visita. Te sigo de vuelta desde Entre lectores y libros. No he encontrado la entrada de la iniciativa.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  11. ¡Genial! Me ha encantado.

    Me quedo por aquí.

    Gracias por tu visita a mi blog... y por haberme descubierto el tuyo, que es precioso.

    Nos leemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Me alegro de que te guste y te quedes, es un placer!♡

      Eliminar
  12. Hola :)
    Escribes genial, es un gusto seguirte y, por supuesto, leerte.
    Un abrazo
    A.V.Cardenet

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Me alegro de que lo disfrutes♡

      Eliminar
  13. Es una alegría leer un canto a este renacimiento que nos hace falta hace rato, mucho rato ya. Bravo por tus letras!

    Saludos :)

    ResponderEliminar
  14. Ay éste me ha encantado tanto que hasta me ha puesto la piel de gallina. Escribes muy bien, voy a estar pasándome por aquí seguido para leer más poesía ;)
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias por tus palabras! Me alegra haberte hecho sentir así, un honor tenerte por aquí♥

      Eliminar
  15. realmente es un gusto haberme deleitado con su pluma, abrazos

    ResponderEliminar

¡No olvides dejar un comentario expresando tu opinión! Tus palabras me hacen mucha ilusión, así que hazme saber qué te ha parecido el poema. No es necesario registrarse, anímate! :) Gracias!♥

Christmas Snowflake